Novedades

En esta página podrás encontrar noticias y novedades sobre gastronomía sostenible en el Perú y el mundo.
04/20

Tiempo y amnesia: cómo nuestros mares cambian sin que lo notemos

Cada generación adopta una forma distinta de ver el mundo en comparación a la anterior. Si en la década del 20 lo normal era bailar Charleston, en los años 70 se usaban pantalones acampanados y camisas de colores para bailar disco sábados por la noche. 

Para nuestros abuelos, por ejemplo, comer machas era algo cotidiano, así como encontrar peces de tamaño colosal en los mercados (basta ver fotos de esos años para comprobarlo, siendo el típico ejemplo peces espadas del tamaño de dos hombres). Sin embargo, en nuestro caso, la generación Y, nos parece normal ir al supermercado y encontrar peces de tamaño pequeño. Hoy en día hemos asumido que es imposible encontrar machas (desaparecidas para siempre), encontrar lenguados de 60cm o peces espada de más de 500 kg. ¿Qué significa esto? Significa que no somos conscientes de los cambios que están ocurriendo en el ecosistema marino. 

Imagen extraída de http://scienceblogs.com/

Hemos asumido que es normal que algunas especies marinas sean escasas, y que por ser raras es normal que desaparezcan. Por ello no nos preocupamos como deberíamos, es decir, que nuestro marco de referencia cambió. 

Si este patrón continúa, quien sabe lo que creerán las generaciones futuras, tal vez para nuestros hijos lo normal será no conocer las conchas negras o el lenguado, los pescados y mariscos serán considerados una comida de lujo. Nos miraran con extrañeza cuando les contemos las historias de nuestra niñez, donde el pescado era parte del  pan de cada día. 

En otras palabras, las nuevas generaciones están empezando a aceptar el deterioro ambiental ocasionado por generaciones pasadas como algo normal. Un niño nace y siempre ve el mar con basura, es normal que el mar está con basura. Esto conlleva a la pérdida de sensibilidad de lo que realmente está ocurriendo en los ecosistemas y nos hace inconscientes del daño que les causamos.

Este fenómeno fue por primera vez descrito por Daniel Pauly en 1995, quien acuñó el término en inglés de “Shifting Baselines”: Puntos de referencia cambiantes.

Pauly ideó esta teoría en el marco de los cambios en el ecosistema marino producto de la sobrepesca a nivel mundial.  Esta teoría describe cómo han variado de generación en generación los puntos de referencia de lo que se considera un stock normal en cuanto a los tamaños y la composición de las especies marinas explotadas. 

Panorama actual 

Hoy en día, la flota pesquera presente en los mares es casi 3 veces más grande de lo que se necesita para capturar el promedio anual de pesca de 90 millones de toneladas a nivel mundial.  

Por otro lado, la pesca de 90 millones de toneladas anuales no es la real. En realidad, cuando de capturan los peces comerciales, muchas veces también de capturan otros peces menos conocidos que no tienen un mercado para ser vendidos. Es decir, el desembarque real en promedio es de 150 millones de toneladas anuales, ¡60 millones de toneladas de pescado nos descartadas todos los años!

Hoy en día existe un abuso sobre los recursos marinos por la constante presión de sobrepesca que ha conllevado a la disminución drástica de la mayoría de los stocks pesqueros en todo el planeta. Y esto continúa… 

Cambios de visión

Las nuevas generaciones asumen que lo que ven hoy es lo que siempre existió,  asumen que nuestros mares tienen pocas especies comerciales y que muchas de ellas están en crítica situación porque siempre han sido poco comunes y disponibles. 

Sin esto sigue así, si se permite el declive continuo de los stocks, la humanidad va a llegar a un punto donde las generaciones asumen que lo normal es un mar que alberga solamente a medusas y plancton. Es decir, se está dando una acomodación gradual de nuestra perspectiva hacia el mar en cuanto a la desaparición de las especies que habitan en él. 

Los tres requisitos para que esto ocurra son; cambios, tiempo y amnesia. Los cambios ocurren con el pasar del tiempo, sin embargo cuando hay poca comunicación entre generaciones, ocurre una pérdida de información, amnesia respecto a la historia pasada. 

Historias del Pasado; Datos del futuro

La situación actual de los recursos y ecosistemas marinos es crítica, en gran parte por no saber de manera precisa cómo fue el ambiente en el pasado y asumir que la dinámica de hoy es igual a la de ayer. Esta es la razón por la cual los modelos pesqueros no son eficientes, favoreciendo la sobrepesca y el colapso de las especies, al no tomar en cuenta que la pesca de años anteriores ya ha reducido las poblaciones en abundancia y tamaño. 

Mientras que otras ciencias poseen puntos de referencia documentados del pasado, la ciencia pesquera no los tiene. No hay ninguna base de datos que provea de documentación fiable acerca de las grandes capturas de los recursos marinos en el pasado como de aquellas  especies que ya no existen o están al borde de la extinción.  

Sin embargo,  existe una fuente de información muy importante que permite llenar los vacíos en la historia; las anécdotas. Lo que se aprecia en registros arqueológicos (como huacos o textiles), las historias de nuestros ancestros es información igual de válida que datos exclusivamente cuantitativos tomados hoy en día. 

Fotografías antiguas

Por ejemplo, las fotografías de caza submarina son una perfecta evidencia de cómo han ido variando las especies en tamaño de una misma región a lo largo de los años. Un científico recopiló en Key West (Florida, Estados Unidos) las fotografías de los peces ganadores de una competencia de caza submarina entre los años 1956 – 2007. Se examinó la talla promedio individual como la composición de especies. Se descubrió que el  tamaño promedio había disminuido en más del 50% (92cm a 42cm), mientras que el peso promedio en un 90% (19.9kg a 2.3kg)

Si no se comparaban las fotografías, difícilemnte podríamos ser conscientes de los cambios que han ocurrido en las especies marinas. Ya que cada nueva generación ve especies más pequeñas de manera gradual sin saber cómo eran en un principio. 

Lo que se necesita hacer

Se necesita incorporar el conocimiento antiguo de estas “anécdotas” en modelos  pesqueros que se estén desarrollando hoy en día. 

Las anécdotas son una base de datos completa a lo largo de los años, la cual provee una base fundamental de abundancia, tamaño, estructuras y patrones de diversidad de los ecosistemas del pasado. Información necesaria para modelar el ecosistema o mejorar la supervisión de stocks pesqueros, además de poder establecer indicadores de biodiversidad y rangos geográficos o incluso la estimación de biomasa histórica y tasas de mortalidad natural de stocks no explotados. Este último punto muy importante para evaluar el verdadero impacto de la pesca en los recursos marinos.

Historias y relatos para luchar contra la amnesia generacional

La mejor arma que se tiene frente al olvido de lo que alguna vez fue nuestro mar son las historias del pasado, que se pueden contar y transmitir entre generaciones. De esta manera, podemos evaluar el verdadero costo social y ecológico de la pesca, ser consciente de las acciones y sus consecuencias sobre la naturaleza. 

Si queremos tener una idea de cómo actuar en este nuevo panorama de grandes cambios; tanto por el cambio climático como por la gran flota pesquera que vive en nuestros mares, se necesita saber cuál era el estado natural en el pasado para saber como aprovechar de manera sostenible nuestros recursos. 

El olvido de cómo eran antes los recursos no solo afecta de manera directa nuestras acciones hacia los ecosistemas pero también afecta nuestra economía.Por ejemplo, durante los últimos 50 años tiburones comerciales han reducido su talla en un 50%. Sin embargo, las personas siguen  pagando lo mismo, pero por mucha menos carne. 

Aprender del pasado es importante porque determina nuestro futuro. The Swarm, novela sci-fi de Schatizing 2006, muestra un océano vacío que no tiene ni ballenas ni peces; solamente malaguas, plancton y buques vacíos pesqueros.   

Para evitar este panorama, empezos a tomar conciencia de cómo ha ido cambiando el mundo por nuestras decisiones y acciones. Empezos, hoy, a promover actitudes y comportamientos responsables hacia nuestro planeta. 

Referencias

Jeremy Jackson, Jennifer Jaquet. The shifting baselines syndrome: perception, deception, and the future of our oceans. Ecosystem Approaches to Fisheries: A Global Perspective. Cambridge, 2011.

Jeremy Hance. Proving the ‘shifting baselines’ theory: how humans consistently misperceive nature. Extraído de http://news.mongabay.com/2009/0623-hance_shiftingbaselines.html

Daniel Pauly. Anecdotes and the shifting baselines syndrome of fisheries.  Tree vol 10, n#10. Octubre, 1995

Dirk Zeller. On losing and recovering fisheries and marine science data. Marine Policy 29,  2005.

¿Un ceviche sin pescado? ¿Una huancaina sin papa? ¿Una parihuela sin mariscos? ¿Una vida sin Aji, Rocoto, Oyuquitos, Quinua, Choclos, Camarones, Lenguados, Cojinova o Bonito?

La base esencial de nuestra gastronomía es...

Los ácidos grasos Omega 3 y Omega 6, que enriquecen la leche, los quesos y toda clase de alimentos los podemos encontrar habitualmente en los pescados azules como las anchovetas, la caballa, el jurel y el bonito.

Estos ácidos grasos...